sábado, 23 de julio de 2011

Los Apóstoles de los últimos tiempos y los tesoros que recibirán de su Reina y Madre y de su Divino Rey

Vierge de la Sainte Chapelle, 1250 (Epoca de San Luis Rey de Francia) - Bellísima talla de marfil
II. Los Apóstoles de los últimos tiempos
55. En fin, Dios quiere que su Santa Madre sea ahora más conocida, más amada, más honrada de lo que jamás ha sido: lo que sucederá sin duda si los predestinados entran, con la gracia y la luz del Espíritu Santo, en la práctica interior y perfecta que les descubriré a continuación. Y así verán claramente, en toda la medida en que lo permite la fe, a esta bella estrella del mar, y llegarán a buen puerto, a pesar de las tempestades y de los piratas, siguiendo su comando; conocerán las grandezas de esta Soberana y se consagrarán enteramente a su servicio, como sus súbditos y esclavos de amor; sentirán sus dulzuras y bondades maternales y la amarán tiernamente como sus hijos bienamados; conocerán las misericordias de las que Ella es plena y las necesidades que tienen de su socorro, y recurrirán a Ella en todas las cosas como a su querida abogada y medianera para con Jesucristo; sabrán que Ella es el medio más suelto, más corto y más perfecto para ir a Jesucristo, y se entregarán a Ella de cuerpo y alma, sin lugar a partición, para ser de Jesucristo de este mismo modo.
(Traducido del original francés)